Marketing Deportivo México

El deporte como vacuna

Si una industria puede ayudar a inyectar recursos a la economía global en la nueva normalidad es la del deporte; no solo es negocio y entretenimiento, también es promoción de servicios, desarrollo, infraestructura, turismo y, además, salud.

Elías González | @elijahmx
staff@mktdeportivomx.com
#InvierteEnElDeporte
La nueva normalidad en la industria deportiva implica nuevas estrategias, quizá hasta como ejemplo de transformación empresarial ante el Covid-19. Hoy, el deporte como vacuna es una alternativa que aviva paulatinamente el sector.
Grandes organizaciones como la NBA y sus burbujas para los torneos, decenas de ligas en curso con estadios de futbol vacíos, todo tipo de eventos amateur con sana distancia, entre ellos los de alto rendimiento, no han hecho más que adaptarse. Aún con estrictos protocolos sanitarios, no son infalibles, pero es lo que hay y los patrocinadores deben aceptarlo y aprovecharlo.
Aún sin vacunación masiva contra el coronavirus, tanto el deporte visto como industria o como actividad física, ocupan un nuevo rol en la economía y es momento de incentivarlos. El primero es un mecanismo para mejorar nuestra salud ante la pandemia, mientras que el segundo una opción de esparcimiento y diversión frente a las inéditas cuarentenas de casi un año (y quizá un semestre más).
En este contexto, en el 2021 la salud es más que prioridad, es vital para la comunidad y la influencia del deporte en ella es clave, pues incide en todos los sectores sociales y económicos y trasciende fronteras.
Esta fusión de deporte y entretenimiento fortaleció al sportaiment en todo el mundo. De lo local a lo global, juntos lograron mover la maquinaria de todos los deportes y disciplinas a través de experiencias digitales como principal escaparate sin público en las tribunas.
Ahora, en la nueva normalidad, el reto es perfeccionar su operación, alcance y penetración en el target al hacer de la innovación un aliado, la comunicación una herramienta y la gestión una plataforma de lanzamiento con eventos controlados y, a la vez, sostenibles.
Con nuevas generaciones cada vez más conectadas, y las no tan jóvenes adaptándose a los entornos digitales motivados por la misma pandemia (de inicio por trabajo y luego por diversión), el deporte es una válvula de escape. Pero no es suficiente para contrarrestar el daño en la merma comercial por la venta de entradas, los derechos de transmisión, la difusión en los medios de comunicación (electrónicos, digitales e impresos), los patrocinios y publicidad, el turismo deportivo, la inversión en infraestructura y hasta las apuestas.
De acuerdo con la consultora PwC, el crecimiento promedio del 8 por ciento anual que registró la industria en los últimos años en el planeta, a partir de la pandemia en el 2020, será de 3.3% el próximo lustro. El camino aún es largo.
Hace unas semanas, Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA, describió a la perfección el impacto de la pandemia en el futbol y que aplica a todo el deporte desde cualquier perspectiva: «nada volverá a ser como antes».
#mktdeportivomx

Deporte en la pandemia: el efecto dominó

Este 2021 es el año de la revancha en la industria del deporte, pues después de más de 10 meses de acción intermitente, veremos calendarios saturados ante la apremiante necesidad de cumplir con los tiempos... y los patrocinios para asegurar su supervivencia financiera

Elías González | @elijahmx
staff@mktdeportivomx.com
#InvierteEnElDeporte
El 2021 es el año de la revancha para el #marketingdeportivo y la industria del deporte en el mundo. Para profesionales y amateurs, no hay vuelta atrás, desde quienes aspiran a llegar a los Juegos Olímpicos en el verano hasta decenas de seriales y ligas que anhelan recuperar el tiempo y dinero perdido por la pandemia del Covid-19, quieren romper el efecto dominó en los calendarios de los organismos y federaciones nacionales e internacionales, reacción en cadena aún no termina, pero hay que adaptarse.
Para organizadores y patrocinadores han sido meses de reinvención y adaptación con una apuesta total a los medios electrónicos y el internet como principales ventanas de exposición y, obviamente, el comercio electrónico como fuente directa de ingresos. Todo esto sin espectadores, con algunos esfuerzos contados para acercar a los fanáticos a los estadios en grupos reducidos, pero lejos de la expectativa de aportaciones económicas necesarias para subsistir en el mediano y largo plazo.
A poco menos de 200 días de Tokio 2020 como el platillo fuerte (y con constantes cambios por la pandemia en la ciudad sede por los brotes de coronavirus), detrás hay cientos de eventos más que se cancelaron o postergaron por el coronavirus, entre ellos la Copa Oro, la Copa América y la Eurocopa y ahora, los cuatro, están programados por primera vez en un mismo año entre junio y agosto próximos.
Y no podemos olvidar el Mundial de Clubes, la Champions League y demás certámenes previstos como el Rally Dakar, que inició el primer fin de semana del año, el Super Bowl, el Roland Garros, el Tour de Francia, las temporadas de Fórmula 1, la NBA, la MLS, la NHL, así como los calendarios nacionales de la Liga MX y Liga MX Femenil, la Liga Mexicana de Beisbol, la Liga Mexicana del Pacífico, etcétera.
La lista es amplia e impacta a todos los involucrados en esta industria global. Empresas con capitales multimillonarios y empresarios independientes con pocos empleados se vieron forzados a analizar su mera supervivencia ante calendarios paralizados o eventos sin público, ajustes en planes publicitarios, proyecciones en ventas y hasta recortes de personal que siguen siendo tema de todos los días.
Ahora, en la nueva normalidad, inmersos en la misma dinámica con las plataformas digitales como medio clave de subsistencia, lo mismo para ofrecer nuestros productos y servicios que para transmitir cualquier evento deportivo como nunca, incluso gratis es si necesario para garantizar la exposición a la marca, la instrucción es no claudicar.
La agenda deportiva del 2021 será amplia y tan variada como jamás esperamos, pero limitada por las restricciones sanitarias que se estima continúen al menos el primer semestre. Así, la «única» diferencia apunta a la capacidad económica disponible, que se conjunta con la creatividad y persistencia ante el panorama.
El poeta Horacio afirmó que «la adversidad tiene el don de despertar talentos que en la prosperidad hubieran permanecido dormidos» y hoy la industria deportiva es el mejor ejemplo de ello.
#mktdeportivomx

El gran circo pone el ejemplo

La Fórmula 1, como muchos otros seriales deportivos, se vio forzada a reestructurar su calendario con nuevas fechas y esquemas basadas en estrictas medidas sanitarias y de seguridad como nunca antes.

Flavio Lercari (España)
flercari@alumni.unav.es
#mktdeportivomx
   En la temporada 2019 se cumplieron 70 ediciones del Campeonato Mundial de Fórmula 1, el cual concluyó el 1 de diciembre con el Gran Premio de Abu Dabi (Circuito Yas Marinas). Este 2020, tras más de siete meses de espera para correr la actual campaña, ¿qué ha ocurrido en el llamado «gran circo»?
   Los días 19, 21, 26 y 28 de febrero del 2020 se llevaron a cabo dos eventos de prueba (testing) en Barcelona, España y en ese tiempo la gran pregunta era: ¿Cuándo empezará la nueva temporada? Tras una larga espera, la luz empezó a verse en mayo, cuando se hizo público que la Fórmula 1 tendría fecha de regreso a partir del mes de julio, con la misma intensidad, pero una nueva normalidad debido al coronavirus.
   En palabras de Alex Wurz, presidente de la Asociación de Pilotos de Grandes Premios (GDPA, por su siglas en inglés), «cada vuelta, cualquier carrera de motor, va al límite absoluto». Y si bien la amenaza del Covid-19 sigue presente, Wurz destacó la ventaja del automovilismo frente a otras industrias y afirmó que «existe un gran promedio contra cualquier otra industria, pues el número de lesiones y muertes es muy bajo, lo cual refleja que somos expertos en seguridad y sabemos cómo lidiar con las amenazas». Y si bien la pandemia fue diferente a las amenazas de seguridad típicas que enfrenta el automovilismo, Wurz destacó la experiencia para combatirlas.
   ¿Cuáles han sido entonces los cambios y protocolo adoptados por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) frente al coronavirus? La primera gran decisión fue realizar las carreras a puerta cerrada, lo que no solo afectó a los aficionados, sino que también cerró las puertas a patrocinadores y hubo un recorte importante del personal (los equipos contarían con máximo 80 elementos y ciertos medios de comunicación para las coberturas en directo).
   Implementaron así las denominadas «burbujas» en los equipos para evitar contagios, hasta el momento el método más efectivo para minimizar el contagio del virus y el que otras entidades como La Liga de futbol en España también han aplicado, pues el personal sigue estrictas instrucciones antes y durante el evento, incluso tras firmar un Código de Conducta preestablecido por la FIA, además de pruebas para Covid-19 y dar negativo antes de viajar con análisis cada cinco días.
   A la par, aumentaron las horas de trabajo por distanciamiento social con el uso de mascarillas y equipos de protección individual (EPI’s), los comisarios han estado en habitaciones separadas o espacios que asegurar el distanciamiento social y también se permitió el trabajo remoto en caso de inconvenientes para viajar.
   Finalmente, como es lógico, optaron por llevar a cabo dos carreras en un mismo país, como ha sucedido en Austria, Gran Bretaña, Italia y próximamente en Baréin. Y así comenzaron las carreras 5 de julio con el Gran Premio de Austria (Spielberg), donde el finlandés Valtteri Bottas consiguió́ el primer lugar luego de lograr la pole position un día antes.
   El 12 de julio arrancaron en Spielberg, pero esta vez en el GP de Estiria; el 19 de julio visitaron Hungría en la ciudad de Budapest y a inicios de agosto se llevó a cabo el GP de Gran Bretaña en el famoso y prestigioso circuito de Silverstone, donde además se corrió el GP del 70 aniversario una semana después. A mediados del mismo mes el gran circo se trasladó a Barcelona para el GP de España, para cerrar el 30 en Italia, donde se corrieron los Grandes Premios de Italia y de La Toscana los días 06 y 13 de septiembre, respectivamente.
   Tras un paso por Sochi el 27 de septiembre para el GP de Rusia, la Fórmula 1 estuvo en Nurburgring (Alemania) el 11 de octubre para el GP de Alemania y recién se llevaron a cabo los Grandes Premios de Portugal (25 de octubre), de Emilia-Romaña (Imola, el 1 de noviembre) y la última carrera ha sido la del GP de Turquía, en Estambul, el 15 de noviembre.
   Tras ganar, Lewis Hamilton volvió a convertirse en campeón del mundo y sumó su séptimo título después de que su equipo, Mercedes-Benz, hiciera lo propio semanas antes con el Campeonato Mundial de Constructores.
   Así, con un campeón en la presente temporada y tres fechas por correr, hay que destacar que el casos aislado de coronavirus en pilotos como Lance Stroll o Sergio Pérez, que además han sido controlados y han podido volver a competir, la F1 parece que cerrará el año de manera ejemplar en cuestiones sanitarias y de seguridad.
   El máximo serial del automovilismo ha cumplido con las expectativas, puesto que la intensidad a la que nos tenía acostumbrado persiste y ahora la próxima temporada será especial por la cantidad de cambios que se gestan desde la FIA con el fin de aumentar la competitividad entre las escuderías, mantener los niveles de seguridad y salubridad y, especialmente, elevar el ingreso de recursos a través de patrocinios y transmisiones de cada competencia.
El gran circo está más vivo que nunca.
Fuentes:
https://formula1.lne.es/calendario-f1.html
https://es.motorsport.com/f1/news/protocolos-covid19-formula1-planes/4812042/
https://www.elconfidencial.com/deportes/formula-1/2020-05-09/f1-covid-19- mundial-coronavirus-medidas-pilotos_2586972/

Domingo de maestros

El segundo lugar de Sergio Pérez en el GP de Turquía y la destacada actuación de Abraham Ancer en el Masters ponen al 15 de noviembre como una fecha histórica para el deporte mexicano.

Elías González | @elijahmx
staff@mktdeportivomx.com
#mktdeportivomx
   Este 15 de noviembre es un domingo de maestros para el deporte mexicano. Sí, de maestros. Primero madrugamos para celebrar a Sergio «Checo» Pérez y su segundo lugar en el Gran Premio de Turquía y unas cuantas horas después el golfista Abraham Ancer terminó en la posición 13 en The Masters, uno de los torneos más importantes del golf profesional.
   Dos imágenes para guardar en la memoria de quienes somos apasionados del deporte y con toda la proyección que en plena pandemia, solo estos dos deportes, le dieron a México en unos cuantos días entre la pista y el fairway, pues acapararon espacios en los medios deportivos impresos, digitales y electrónicos desde el jueves y esperemos hasta mañana lunes.
   Pérez y Ancer son el ejemplo de que cuando se quiere se puede a pesar de la adversidad, pues aunque ambos deportes no cuentan con la proyección del futbol en nuestro país (no podemos dejar de lado que este sábado México venció 3-2 a Corea del Sur con una delantera que promete con Jesús «Tecatito» Corona, Irving «Chucky» Lozano y Rául Jímenez), el piloto tapatío hizo gala de su experiencia y con un pie casi fuera de su escudería sumó el primer podio del 2020 a tres fechas de dejar al equipo Racing Point. Veremos qué destino le depara tras este resultado.
   Y Ancer, después de competir al tú por tú de jueves a sábado con las estrellas del ranking mundial en el Augusta National de Atlanta, Georgia, tuvo un domingo complicado y no pudo colarse al top 10, sin embargo, hizo que en unos cuantos días los aficionados al deporte, al menos por unas horas, siguieran su paso al cerrar en el treceavo lugar y firmar una tarjeta de 280 tiros, 8 bajo par (68/67/69/76), por demás destacada ante una excelsa exhibición de Dustin Johnson y sus 268 golpes, 20 bajo par (65/70/65/68) que le hizo acreedor a la nada despreciable suma de 2 millones 176 mil 475 dólares.
   Dos mexicanos que nos hicieron soñar en el deporte este fin de semana, aún más en un momento en que estamos ávidos de buenas noticias después de ya 10 meses con una industria deportiva en stand by por el coronavirus y un 2020 como un año que todos queremos ya olvidar.
   Dos mexicanos que nos regalaron dos imágenes para enmarcar: la primera de ellas fue la de Checo Pérez en el podio de la pista de Estambul, en donde acompañó al británico Lewis Hamilton y el alemán Sebastian Vettel, el primero virtual campeón de la temporada y quien igualó los siete campeonatos de la leyenda Michael Schumacher en el máximo circuito. Otra postal que dio la vuelta al mundo.
   Por su parte, Ancer, quien salió en el grupo de honor en el Master junto con Cameron Smith y Justin Thomas, se convirtió en el primer mexicano en comenzar una ronda en un Major, hecho que ya quedó para la historia del juego de los bastones nacional.
   A unas cuantas semanas de cerrar el 2020, no queda más que esperar a que Checo renueve con algún otro equipo de la F1, pues si ha peleado varias ocasiones en el año los primeros sitios con una de las escuderías más modestas, qué pasaría si estuviera como coequipero de Hamilton, por ejemplo. Asimismo, que Ancer pueda mantener el paso y, a sus 29 años, sea el primer paso que le devuelva pronto al golf el protagonismo que en su momento nos dio Lorena Ochoa. Un domingo de maestros, un domingo para la historia.

La lucha -libre- de todos los días

Cada 21 de septiembre se conmemora el Día Nacional de la Lucha Libre en reconocimiento a este deporte y sus orígenes

Raúl Cruz | @rablue
staff@mktdeportivomx.com
#mktdeportivomx
   Este 21 de septiembre, en el marco del Día Nacional de la Lucha Libre y del Luchador Profesional Mexicano, se conmemora la primera función que presentó Salvador Lutteroth en la antigua Arena Modelo en 1933, que fue el origen del segundo deporte con más arraigo en México.
   Con funciones casi diariamente en todo el país, hasta antes de la contingencia sanitaria por Covid-19, la lucha libre es un deporte-espectáculo que conserva y aumenta la fidelidad de sus seguidores, capaz de llenar recintos de 20 a 25 mil espectadores como la Arena México o la Arena Ciudad de México, sedes de los últimos eventos más importantes de las dos empresas más reconocidas del medio, el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) y Triple A.
   Su arraigo no es nuevo, pues en las décadas de los 80 y 90 este deporte llegó a contar casi un millar de espacios (arenas, gimnasios, salones de usos múltiples, etc) en todo México en donde los gladiadores vivieron épocas de gloria tanto económica como deportivamente. No solo es una fuente de empleo para decenas de luchadores, también para familias completas que viven desde hace décadas de la parafernalia que encierra esta actividad considerada Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México.
   Miles de personas se mueven cada semana en torno a uno de sus ídolos, escondidos tras personajes que trascienden más allá del ring y mantienen viva una tradición que pone a México en el mapa mundial y, además, generan millones de pesos cada año, desde la arena más innovadora en cuanto a infraestructura y tecnología, hasta la más tradicional, todas ven desfilar a miles de fanáticos cada semana.
   Ahora, en plena pandemia, sobreviven menos recintos como la arena Puebla, Coliseo Guadalajara, Arena México, Coliseo de la Ciudad de México, Arena Naucalpan, Arena López Mateos, Nezahualcóyotl, la Monumental de Monterrey, Auditorio “Fausto Gutiérrez”, entre otros recintos sagrados en los que se sigue forjando la grandiosa historia de este deporte al recordar las viejas glorias que se vivieron en escenarios como la Pista Arena Revolución, Arena Afición, Arena Isabel o el mítico Toreo de Cuatro Caminos.
   Son ya 87 años de seguir en la lucha todos los días y faltan muchas más, pues como decía el narrador Alfonso “Doctor” Morales, ·el luchador es un psicólogo natural que mueve a las masas”.

El antes y después del deporte universitario

Conmemoran Día Internacional del Deporte Universitario lejos de las aulas, conectados con distintas plataformas que llegaron para quedarse en plena pandemia por el coronavirus

Tania Jiménez Narcia
staff@mktdeportivomx.com
#mktdeportivomx
  El 20 de septiembre se celebra el “Día Internacional del Deporte Universitario”, declarado por la Unesco desde el 2015, fecha que coincide en la mayoría de los países con el comienzo del año académico y también con el primer Campeonato Mundial de Estudiantes en 1924.
   En su quinta edición este 2020, la pandemia global por el coronavirus motivó que lo celebráramos de una manera que jamás habríamos imaginado, pues fue todo fue virtual con las universidades de todo el país armando la fiesta en grande a través de la creatividad y el uso de las nuevas tecnologías.
   “La distancia física no nos detiene” fue el mensaje principal en cada una de las conmemoraciones, desde un conversatorio, plática, reto o challenge o video alusivo mediante múltiples plataformas de redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram, YouTube, Tiktok, entre otras, que se convirtieron en los escenarios para acercar a la comunidad estudiantil con el acompañamiento desde las Direcciones, Coordinaciones Deportivas, especialistas y obviamente los deportistas.
   Sin duda este encierro obligado por el Covid-19 deja de manifiesto que ante el desafío de construir nuevas formas de aprendizaje hemos constatado que sólo la conjunción de esfuerzos entre los alumnos, entrenadores y equipos multidisciplinarios dentro de las universidades esto es y será posible, pues la comunicación, basada en distintas estrategias de marketing deportivo acorde a cada país e institución, se vuelve el pan de cada día.
   Y esto no solo responde al interés de los estudiantes y su conexión con el estudio por ahora a distancia, también dejan huella en una misma generación que ha hecho de su presencia digital la clave de la enseñanza y el aprendizaje, los cuales derivan en el aumento de espacios y actividades como torneos eSports, webinars y programas de entrenamiento teórico-práctico que marcan un antes y un después del deporte universitario en la era del coronavirus, una nueva forma de expresión que llegó para quedarse.

Periodismo deportivo y nueva normalidad

"Mientras se recupera toda esa industria ligada al gran negocio que es el deporte, la televisión y las nuevas formas de retransmisión digital de las competiciones desempeñarán un papel fundamental en el camino hacia esa recuperación": @rojastorrijos

Elías González | @elijahmx
staff@mktdeportivomx.com
#mktdeportivomx
Después de seis meses de librar una batalla que no cesa por cuidar nuestra salud ante el Covid-19, la investigación para generar contenido ha sido clave en los medios de comunicación para mantenerse a flote en todo el mundo. Ahora, con el retorno de algunas ligas y eventos oficiales sin público, el reto es cómo encarar la nueva normalidad.
En entrevista con José Luis Rojas Torrijos, profesor de Periodismo en la Facultad de Comunicación la Universidad de Sevilla, reconocido en el medio por su aportación en el #periodismodeportivo, destaca que el parón del deporte dio un giro a la manera en cómo hacíamos la noticia.
«El súbito vacío de competiciones en el calendario deportivo dejó casi huérfano al periodismo deportivo, que hubo de cambiar su perspectiva editorial para hacer frente a la nueva situación y justificar su presencia diaria ante los lectores. Así, es replanteamiento obligado de mirar más al pasado y recuperar viejas historias valiosas ha sido un recurso interesante, como también lo ha sido el de ampliar el foco a una diversidad temática mayor, incluyendo la propia cobertura de la pandemia en esas páginas de deportes al tratarse de un tema de interés general.
«También se ha aprovechado el confinamiento para hacer más directos, sobre todo charlas, encuentros virtuales y entrevistas, con acceso directo a la fuente (deportistas), que no suelen ser tan accesibles cuando las competiciones están en marcha», comenta.
Además, en esta nueva inercia en la que el deporte, como catalizador social para las masas, se torna más que necesario, la dupla periodismo y deporte toma un nuevo matiz para las nuevas generaciones.
«Ser periodista comporta una enorme responsabilidad social, que es la de prestar un servicio público, el de contar lo que ocurre desde la veracidad y el rigor profesional. Asumir esa responsabilidad implica el deber de formarse, de preocuparse continuamente por hacer el trabajo lo mejor posible, por hacer un amplio trabajo de fuentes, por verificar la información y cotejar versiones de los hechos, y por usar el lenguaje con propiedad, que para eso es nuestra principal herramienta de trabajo.
«De esta forma, también se proyectan pautas y valores, y se transmite y se comparte conocimiento con una audiencia que cada vez tiene más presencia y participación en los procesos comunicativos. Por todo ello, no hay que desdeñar nunca la ocasión de seguir formándose, de seguir aprendiendo, porque cuanto más preparados estemos, mejor servicio podremos hacer a la comunidad de la que formamos parte», afirma.
Y ahora, más inmersos que nunca en el entorno digital, el periodismo deportivo y su relación obligada con el marketing deportivo asume un papel clave en la búsqueda de más fieles consumidores de productos y servicios que se ofrecen a través del deporte, lo que para Rojas Torrijos implica una estrategia en constante evolución al momento de venderlos.
«Asistimos a un escenario mediático caracterizado por una progresiva fragmentación de las audiencias, básicamente porque en él confluyen cada vez más actores, tanto profesionales como amateurs, que pelean por copar un espacio informativo, aunque sea desde nicho, desde su plataforma, sea un canal de YouTube, un podcast o una newsletter. En este contexto de alta competitividad, los medios periodísticos tienen que repartir cada vez más esfuerzos entre su tarea principal de informar y la necesidad de ‘vender’ su producto y de hacer valer sus contenidos para tratar de impactar, sea en redes sociales o mediante una autopromoción cruzada entre distintas plataformas de la misma marca, con el fin de lograr visitas, notoriedad y, a ser posible, nuevos ingresos.
«La línea divisoria entre la publicidad o el patrocinio y la verdadera información puede llegar a ser difusa a veces, y esto, si no se delimita bien desde los medios ni se advierte al usuario, puede tener un coste alto para muchas marcas periodísticas. Puede llegar el momento en el que los usuarios ya no las identifiquen como lo que son o eran, y se marchen en busca de periodismo a otro sitio», señala.
Entonces, ante un panorama en el que deporte mundial no será como antes: partidos a puerta cerrada, menos público, menos venta de boletos, sana distancia, ¿crecerá más la televisión y la transmisión digital?, por ejemplo. Esto es lo que responde Rojas Torrijos.
«Mientras se recupera toda esa industria ligada al gran negocio que es el deporte, la televisión y las nuevas formas de retransmisión digital de las competiciones desempeñarán un papel fundamental en el camino hacia esa recuperación, primero en el estado de ánimo colectivo al ‘devolver’ las competiciones a los fans, y, posteriormente, como vector económico que movilice, poco a poco, los pilares del negocio y el consumo de todos los productos y servicios asociados a clubes, ligas y eventos», indica.
Para ejemplificar aún más, Rojas Torrijos nos compartió, desde su experiencia, qué es el marketing deportivo y su alcance en el ecosistema deportivo actual.
«Bernardo Mullin se refirió a ello como el conjunto de actividades diseñadas para hacer frente a las  necesidades y carencias de los consumidores  deportivos, tanto los participantes como los espectadores.
«Hablamos de una poderosa industria que monetiza las competiciones deportivas, que promueve la asistencia a espectáculos y grandes eventos, que comercializa productos asociados para fans y practicantes, y que también envuelve a los medios de comunicación como intermediarios para llegar a cuantos más consumidores mejor», describe.
Finalmente, el también impulsor del blog Periodismo Deportivo de Calidad, compartió una frase que, desde nuestra perspectiva en #mktdeportivomx, ejemplifica de manera clara y precisa la relevancia de crear contenido para los distintos medios de comunicación deportivos y los canales de difusión con los que cuenta.
«No escribimos ni hablamos para nosotros, sino para una audiencia a la que nos debemos y a la que siempre hay que escuchar», concluye.
De viva voz
«Habrá que esperar para ver hasta qué punto el periodismo deportivo ha aprendido de todo este tiempo para hacer unos contenidos menos resultadistas y previsibles, y para aprovechar su creatividad con el fin de diversificar coberturas y enfoques, ampliar la agenda temática y ser más inclusivo con protagonistas del deporte que tienen mucho que decir, pero son desconocidos para el gran público»
«Todo hace indicar que el camino hacia la normalidad será de un tránsito lento y duradero, lo que limitará durante algún tiempo la expansión de muchas actividades de mercadotecnia, al igual que el de otras industrias, en un mercado que va a quedar tan resentido económicamente y donde, efectivamente, parece muy complicado que todo vuelva a ser como antes.
José Luis Rojas Torrijos

Mil Máscaras: una leyenda viviente

El longevo luchador cumplió 78 años esta semana, de los cuales 55 los ha dedicado al pancracio siendo de los primeros que impulsó su imagen más allá del ring a través del marketing deportivo a todo el mundo

Raúl Cruz
staff@mktdeportivomx.com
#mktdeportivomx
   El multifacético Mil Máscaras no sólo es una leyenda de la lucha libre, es todo un personaje que rompió fronteras e impulso su imagen más allá de la lucha libre.
   Desde sus inicios y de la mano de su creador Valente Pérez, el Mil hizo del marketing deportivo un aliado para crear todo un mito mucho antes de subir por primera vez a un cuadrilátero y creó toda una figura enigmática que conquistó al público desde el primer momento en que se supo de su existencia.
   Con cualidades únicas para su época y con el refuerzo de la publicidad en los diarios, revistas y el cine, el oriundo de San Luis Potosí (15 de julio de 1942) supo capitalizar su presencia física y estilo de luchar para convertirse en el primer embajador de la lucha libre a nivel mundial, en especial en Japón, donde continúa siendo toda una estrella, sin olvidar que dejó huella en varios países de Europa y nuestro vecino Estados Unidos.
   El longevo gladiador, quien cumplió 78 años esta semana, 55 de ellos dedicados al pancracio, es el artífice del último intento por mostrar el arte de gotch desde otra perspectiva en la pantalla grande con sus filmes «La verdad de la Lucha Libre» (1998) y «La Llave Mortal» (1990).
   En diferentes modalidades el mítico gladiador hace honor al concepto de multifacético, ya que en su momento se dedicó a la tauromaquia, beisbol y al fisicoculturismo, además de cantar ópera y hasta incursionar en la política. Incluso, hace unas semanas lanzó la venta de productos oficiales en línea en su página web.
   Miembro del Salón de Fama de la WWE desde 2012, el también llamado Míster Personalidad puede considerarse como el luchador en activo con mayor edad y años de trayectoria dentro del pancracio nacional y mundial, seguido muy de cerca por sus contemporáneos Canek y su hermano Dos Caras.
   En la actualidad el Mil Mascaras y su marketing deportivo lo ayudan a seguir vigente y así como su nacimiento fue un enigma, enmarcado por la publicidad, el adiós de los cuadriláteros sigue siendo una incógnita, la cual también se refuerza con todo tipo de difusión que recibe este gladiador, lo que solo agranda su mito día a día y fortalece su concepto de leyenda eterna.
¡Síguelo!
Web: https://milmascarasoficial.com/
Facebook: https://www.facebook.com/MilMascarasOfficial/
Instagram: https://www.instagram.com/mil.mascaras.oficial/

Adiós 2020… (por favor)

Terminó el primer semestre del 2020 inmerso en un letargo obligado por un virus que ha puesto en vilo el sector económico mundial, todos hacemos lo imposible por subsistir en el negocio y la industria deportiva, ante la adversidad, aguanta a pie firme... pero le urge oxígeno...

Elías González | @elijahmx
staff@mktdeportivomx.com
#mktdeportivomx
   Hace unos meses el 2020 pintaba como pocos años en el mundo deportivo y el propio marketing deportivo. Hoy, seis meses después, el periodo de enero a junio no tiene ni lo más mínimo que esperábamos ver quienes vivimos por y para el deporte.
   Con los Juegos Olímpicos como el platillo principal de este año, pospuestos para el verano del 2021, acompañados de un sinnúmero de eventos oficiales -profesionales y amateurs-, la realidad es otra muy distinta debido a la emergencia sanitaria.
   No hay nada más valioso que la salud y nada está por encima de ella, sin embargo, los estragos comienzan a minar ya la «salud» financiera de muchas organizaciones deportivas que ven un año ya perdido. Con seis meses por delante, el adiós del 2020 es ya casi una urgencia para dar la vuelta a la página.
   Justo hoy se dio a conocer la cancelación del Maratón y Medio Maratón de la Ciudad de México, así como la temporada de la Liga Mexicana de Beisbol, dos eventos clave en la promoción del turismo deportivo nacional e internacional. Y con ellos, muchos otros eventos que se postergaron para otro momento y la firme esperanza de cerrar el año de una mejor manera.
   Las consecuencias del confinamiento social son evidentes en la actividad deportiva, desde una temporada completa del futbol profesional como la Liga MX y su deseo de mantenerse activa, hasta la práctica cotidiana de la activación física al aire libre o en grupos. Ninguno está a salvo del Covid-19.
   Después de varias semanas de trabajo a distancia y constante diálogo con expertos en distintos rubros del deporte (patrocinadores, mercadólogos, periodistas, abogados, vendedores, entre otros), coincidimos en que la pandemia nos lleva a evolucionar.
   Hoy todos los involucrados en la industria, pequeños o grandes empresarios, con capitales limitados o trasnacionales, con miles de dólares disponibles para inversiones publicitarias o aquellos que solo se ajustan a la difusión orgánica y mientras no haya una vacuna contra el coronavirus, estamos prácticamente en el mismo campo de batalla: el digital.
   Con seis meses por delante donde lo único garantizado es que no hay nada garantizado, los ajustes en los contratos publicitarios están a la orden del día y las posibilidades de que se cancelen son altas y con pérdidas aún incuantificables. No hay una fórmula que permita establecer el mejor camino a seguir para superar la pandemia en el mundo del deporte, por ahora la prioridad es el desarrollo de protocolos sanitarios con los que se pueda sobrellevar la nueva normalidad.
   No podemos negar que ya queremos que el 2020 termine, pero tampoco debemos dejar de lado que tenemos una ventaja: antes, durante y después del Covid-19, el gusto por el deporte no cambia ni cambiará, solo se transformará mediante la búsqueda de nuevas propuestas, nuevos contenidos, nuevas atracciones y, como siempre, nuevas experiencias. Es como volver al principio donde todos, de alguna manera, tenemos las mismas oportunidades.

La pausa mortal del deporte

El deporte alimenta una poderosa maquinaria que gracias al marketing deportivo mueve a las masas. Hoy, ante un rival inesperado, tuvo que parar en seco y no hay tiempo que perder, las organizaciones deportivas y sus patrocinadores deben adaptarse de súbito a las circunstancias.

Elías González | @elijahmx
staff@mktdeportivomx.com
#mktdeportivomx
   Enfrentamos un rival que no da tregua desde principio de año. Lo mismo puso en jaque al deporte mundial al motivar que se pospusieran los Juegos Olímpicos Tokio 2020 -uno de los platillos principales de la temporada- que ha hecho estragos hasta en el futbol del llano, ese donde tampoco vemos a los cracks del barrio como de costumbre. Así de amplio es el espectro. Amateur o profesional, están paralizados.
   Con el futbol como ejemplo del alcance masivo del deporte-espectáculo, la inquietud ante la indefinición de calendarios de las principales ligas del mundo en Europa, América, Asia… apuntan a junio como el mes en que, al parecer, podría volver a rodar el balón. Pero ante el ante la pandemia del Covid-19 no hay plan -ni vacuna- por ahora.
   A casi dos meses de inactividad global en el mundo del deporte, los efectos ya trastocaron los planes publicitarios en el primer trimestre del año, las pérdidas son incuantificables y amenazan con crecer aún más. Hasta el momento la creatividad es la principal y única arma para sortear la crisis, pues el show, de alguna manera, debe continuar.
   Sin deporte organizado las marcas han hecho de las campañas sociales en torno al coronavirus su principal ventana de exposición, hay que estar presente y la imaginación y sensibilidad juegan un rol clave y no solo ante los cientos de miles de aficionados que siempre ocupamos las gradas cada juego, también de los millones más que estamos detrás de la pantalla en cada cita.
   La poderosa maquinaria financiera está en stand by y en una encrucijada, pues se plantea desde cancelar las temporadas y retomarlas, en el mejor de los casos, en el segundo semestre del año, que volver a puerta cerrada, desde el futbol hasta el automovilismo y demás actividades federadas a nivel internacional. Los propios Juegos Olímpicos, pospuestos para el verano del 2021, aún generan dudas porque, en caso de no existir alguna vacuna, el programa está en riesgo.
   Es momento de reinventarse o morir, no hay tiempo de lamentaciones, es urgente captar la atención de los potenciales clientes de productos y servicios, ofertas por compras anticipadas, promociones 2×1 con la entrega del artículo a domicilio sin costo alguno, la adquisición de paquetes premium al costo básico, más tiempo de navegación en internet en apoyo a la economía e infinidad de acciones tienen trabajando a marchas forzadas a los departamentos de publicidad y mercadotecnia de cientos de sponsors-
   La amenaza es inminente y nadie tiene le respuesta. Con clientes y amigos buscamos ideas, propuestas, qué y cómo mantener activo el negocio, y no somos los únicos, pues los grandes inversionistas, acostumbrados a las sumas millonarias en dólares o euros ven cada día que pasa con la esperanza que sea al último.
   Derechos de transmisión en todo tipo de medios de comunicación, horas y horas de programas en vivo tratan de «llenarse» con glorias del pasado, las campañas de difusión cambiaron de golpe, de las previas pasamos al #QuédateEnCasa y #TeQueremosDeVuelta, la venta de boletos y todo lo que implica -transportación, hospedaje y alimentación-, los productos y servicios -ropa, calzado, equipamiento, nutrición- que forman parte del engranaje están a la espera.
   Como nunca, vivimos y padecemos la pausa mortal del deporte. No tenemos más que pensar que lo que no te mata, te fortalece, y nada como el deporte para demostrarlo.
×