Cómo extrañamos el deporte

La salud es primero, no hay discusión. Pero no son vacaciones, el #Covid19 ha paralizado a la industria mundial del deporte y con ella miles de millones de dólares y millones de aficionados sin saber "qué hacer" ante la pandemia

Elías González | @elijahmx
staff@mktdeportivomx.com
#mktdeportivomx
En el 2009, en un medio de circulación nacional, tuve la oportunidad de repensar cómo mantener informado al lector ante los efectos de la influenza (AH1N1) en México. Hoy, más de una década después, en una posición diferente, el reto es mayor debido al alcance de las nuevas tecnologías y el número de personas conectadas y dependientes del deporte, aún más, del llamado sportaiment.
Millones de aficionados estamos conectados a internet casi las 24 horas, pero no hay eventos deportivos, profesionales o amateurs que ver, da igual. Los medios deportivos, desde la app de paga con los resultados de último minuto, el programa de televisión por cable, el noticiero de radio de mediodía y cientos de páginas web y otros tantos medios impresos, están volcados en informar los estragos causados por el coronavirus (#Covid19). Es la prioridad.
Historias de deportistas contagiados al momento, entrevistas con otros más confinados en algún lugar del mundo debido a la pandemia, cifras de pérdidas económicas por doquier, acompañadas de recuentos de las mejores jugadas, los mejores partidos, estadísticas de todo tipo… medios digitales eminentemente de paga que ofrecen su contenido gratis durante la cuarentena, todo suma ante la emergencia. En este momento todo se vale, el resultado, el deporte mismo, es secundario, pero cómo extrañamos el deporte.
Las pérdidas económicas por la parálisis del deporte son aún incuantificables. Pasarán meses para tener alguna vaga idea. Hoy los 100, 400, 800, mil pesos mensuales o más que pagamos por tener uno, dos o tres servicios exclusivos con el partido de futbol europeo, el torneo continental, la temporada del mejor basquetbol, ese canal que siempre tiene la primicia, todos trabajan a marchas forzadas con contenido innovador y de stock que resulte atractivo para el usuario. Apenas va una semana, más o menos, y aún falta al menos un mes… o más.
Este primer trimestre del 2020 la rentabilidad del sportaiment, primordial para el esparcimiento cotidiano de millones de personas, niños, jóvenes, adultos y abuelos, mujeres u hombres, enfrenta el mayor dilema de los años recientes; va más allá de renovarse o morir, el reto es cómo sobrevivir porque la pelea por el segmento no se detiene, al contrario, es más aguerrida.
Ante este panorama nuestra responsabilidad es atender la salud, pero el encierro no es fácil, aún más cuando estamos en familia. Ni toda la tecnología, ni la mejor conexión de internet y todos los canales de paga y aplicaciones habidas y por haber son suficientes para sobrellevar la pandemia.
Esta vez el show no debe continuar y hay que asimilarlo y aprender a valorarlo. Es tan sencillo tomar el teléfono celular o el control remoto y ver lo que queramos, que se nos olvida que eso tan «simple» es posible gracias al trabajo y esfuerzo de millones de personas en la industria del deporte.
En México se plantea un paro de actividades del 23 de marzo al 20 de abril para aminorar los contagios del #Covid19, aún no llegamos al momento crítico, señalan los expertos. Hoy más que nunca debemos disfrutar lo que tenemos al alcance, en familia y con los amigos, pues un virus nos ha quitado todo.
#QuédateEnCasa, regresa a lo básico, es momento de revaloranos y revalorar nuestro entorno. Cómo extrañamos al deporte, pero primero es la salud, lo demás, tarde o temprano, volverá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×