Los muros de la autoconfianza en el frontball

Un muro y una pelota muestran que no todos los muros separan. A la par, también hay muros de autoconfianza y esos se construyen. Justo el frontball ofrece esa posibilidad

Tania Jiménez Narcia | @tanjnarcia
staff@mktdeportivomx.com
#mktdeportivomx
   El frontball, creado en el 2008 y reconocido por la Federación Internacional de Pelota Vasca (FIPV) en el 2015, se define como “una disciplina deportiva nueva, dinámica y moderna”. Defiende ser accesible, universal, educativa, social y competitiva.
   ¿Cómo se practica? Se necesitan un muro, una pelota y, como si fuera un trabajo artesanal, las poderosas  manos a la obra de las y los jugadores.
   El Primer Campeonato Mundial de Frontball se llevó a cabo en México a mediados del año, del 18 al 22 de julio en las instalaciones del Deportivo Morelos y Pavón, ubicado en el barrio bravo de Tepito, a decir de Alfonso Hernández, director del Centro de Estudios Tepiteños e integrante del grupo Tepito Arte Acá, Tepito es: “a la sombra que infunde respeto” y termina por provocar la fama que caracteriza a Tepito; en torno al “impuesto de la ingenuidad, encuentras grandes oportunidades de consumo, pero si te apendejas con el perfume, con la etiqueta de la ropa o con el aparato hechizo, terminas jodido. Tepito es de artesanos y comercios chingones, pero también de tianguistas chambeadores”.
   En este Campeonato participaron representantes de 24 países y más de 120 jugadores divididos en tres categorías: Sub 22, Élite femenil y varonil. El sistema de competencia era ganar 2 de 3 sets, siendo los primeros dos a 10 puntos y, si fuera el caso de ir empatados, jugar el tercer set a 5 puntos.
   Hay muros que no separan, sino que construyen y además se usan para producir la autoconfianza. Son muros que permiten, desde su escenario, pensar en la práctica deportiva como una posibilidad para transformar la realidad.
   México, Francia y España son los países potencia, reconocidos por su rendimiento deportivo y sus resultados a nivel internacional en esta naciente disciplina. En la final del torneo en el corazón de la Ciudad de México pudimos observar al francés Yoan Heguiabehere enfrentarse al mexicano Orlando Díaz.
   La autoconfianza según Dosil (2004) nos hablaría del “grado de certeza, de acuerdo con las experiencias pasadas, que tiene el deportista respecto a sus habilidad para alcanzar el éxito en determinada tarea, es decir, la creencia de que puedes hacer realidad un buen comportamiento deseado”.
   En muchas ocasiones se adquiere a partir de las experiencias previas que ha tenido cada sujeto, pero también, por ejemplo, en la final de este Mundial que se disputó entre Orlando Díaz, quien estaba en casa y el público le aplaudía y Yoan Heguiabehere quien tenía a sus compañeros y la autoconfianza iba actuando en cada punto del partido.
   Los resultados por categoría dentro de este Campeonato fueron los siguientes:
Sub 22
Élite Femenil
Élite Varonil
Iker Espinal (España)
Maritxu Housset (Francia)
Yoan Heguiabehere (Francia)
José Alejandro Legorburo(Cuba)
Maite Ruíz De Larramendi (España)
Orlando Díaz (México)
Israel González (México)
Sandy Ng (China)
Mickael Massonde (Francia)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *