Turismo deportivo, la apuesta

El turismo deportivo no se concibe como tal sin la creación y desarrollo de productos específicos derivados de estrategias generadas por el marketing deportivo

José Luis Sosa | @COMETUD
staff@mktdeportivomx.com
#mktdeportivomx
   En un país como México, con la belleza natural e infraestructura turística atractiva y disponible en todo el territorio, el turismo deportivo, sin importar el tamaño del destino, obliga al sector a evolucionar los modelos de negocio para comercializar productos y servicios con el apoyo del marketing deportivo.
   Además, ante la situación económica que se vive en el país -y el mundo- que hace del turismo un tanque de oxígeno para la economía gracias a la diversificación del mercado, es imprescindible aplicar estrategias en el sector que no solo identifiquen a los tipos de turistas que existen, también es vital que amplíe horizontes en pos de nuevos consumidores, en este caso el turista deportivo.
   Con este nuevo jugador en el mercado, tanto en su rol pasivo como activo, es decir en su papel de practicante o espectador de cualquier disciplina deportiva amateur o profesional, el turista deportivo tiene gustos, necesidades y motivos de acción muy diferentes a los del turista de sol y playa, al turista de aventura, al turista de negocios, entre otros.
   Justo la estrategia para cautivarlo hace del marketing deportivo un aliado que debe ubicar las oportunidades de nicho del segmento al definir las necesidades e intereses del consumidor final, la capacidad de los destinos para atenderlo en cuanto a la infraestructura y servicios, así como las posibilidad de crear nuevos productos que le resulten atractivos.
   Este proceso permitirá identificar opciones de negocio, establecer metas, desarrollar un plan de trabajo para llegar al cliente potencia y, al final, ejecutar las acciones necesarias que vinculen a todos los sectores interesados, tanto de la iniciativa privada y los tres niveles de gobierno.
   Si consideramos que el turismo deportivo se refiere a “toda aquella persona que viaja para participar activa o pasivamente en cualquier tipo de disciplina deportiva, ya sea competitiva o recreativa, aprovechando la infraestructura turística, deportiva y cultural con la que cuenta la ciudad sede”, según la conceptualización del Consejo Mexicano de Turismo  Deportivo (COMETUD), el abanico en nuestro país es amplío.
   Lo mismo una carrera atlética los fines de semana, que reúne a miles de personas de la comunidad, pero también a cientos de las zonas aledañas, o eventos de talla internacional como el Gran Premio de México de la Fórmula 1, los partidos de la NFL o la NBA, requieren, en mayor o menor medida, estrategias de marketing deportivo y marketing turístico.
   El turismo deportivo es parte de una naciente industria que involucra la promoción de productos y servicios que implican fusionar la oferta de transporte, hospedaje, alimentación, uso de tecnologías y esparcimiento de una manera integral con el deporte como principal motivo.
   Esa es la apuesta del turismo deportivo para fomentar la derrama económica con la ventaja de que también puede romper con la estacionalidad de los destinos, pues cualquier acción se puede aplicar en distintas épocas del  año sin importar el tamaño del mismo. Al final, el marketing deportivo es la base de la promoción turística en este segmento en el que la afición se mezcla con la competencia deportiva.
¡Síguelos!
Sitio: www.cometud.com.mx
Facebook: @COMETUD
Twitter: @COMETUDMexico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *